31 enero 2013

Franny and Zooey de JD Salinger (#1 The Classics Club)

La cuestión es que crecer puede ser una mierda, pero que se sobrevive; sobrevivimos, con malabares e insospechadas gratificaciones, pero sobrevivimos. Dejando atrás algunas inocencias, dejando atrás algunas ilusiones y, sobre todo, encontrando otras. 
'He feels that the plot hinges on mysticism, or religious mystification. […] I say that my current offering isn't a mystical story, or a religiously mystifying story, at all. I say it's a compound, or multiple, love story, pure and complicated.'
Imposible que esté más claro, y a pesar de eso, sólo cuando leía las últimas líneas adquiría el texto esa pista que le daba sentido* .

Es como una historia de habitación cerrada en la que, de repente, Salinger te suelta en medio ¿qué haces? te apañas y prestas atención, poco a poco vas pillando y vuelves atrás y relees para asegurarte que recuerdas bien lo que has leído, qué entiendes lo que te están intentando explicar, ¿lo entiendes de verdad? Es fácil perderse entre las palabras, la inteligencia y la experiencia de la narración de Salinger. (O quizás no, pero seguro que aprendes a buscar la substancia, la esencia, ¡presta atención! está allí, huye del brillo de la superficialidad)

Franny parece perderse; en sus primeros veinte años, harta de lo que la rodea, harta de las inconsecuencias y las mezquindades de su vida diaria, deja la universidad (aquí es donde piso con cautela pues bien podría hablar de mi) y se refugia en la espiritualidad de una oración (bien podría ser una historia mística, pero no). 

El otro refugio de Franny es el apartamento familiar de New York, y si antes nos la encontrábamos casi descontextualizada, de repente todo los que vemos es el contexto de Franny: la familia Glass. Genios, extravagantes, con demasiado carácter, actores, dramáticos, freaks por concesión propia de Zooey. El otro protagonista de la historia, Zooey el destructor y el cínico. Y, a pesar de todo, el que tiene la clave para Franny, el amor y la experiencia, aunque no la tenga para si mismo.

El texto es un pedazo de las complejidades y las variabilidades de lo que significa querer a alguien, Bessie, Buddy, Mr Glass, Zooey, Franny, con todas sus extravagancias e incomunicaciones. Y es imperfecto e incompleto, pero, en ocasiones, es suficiente (Karina dixit: 'no somos ni Romeo ni Julieta'), es más que suficiente. 

Lectura obligatoria para adolescentes, oiga. Menos vampiros que brillan, más Franny y Zooey Glass. Aunque sea imposible, para que me engaño, contexto sociocultural dice que JD Salinger es para intelectuales, pues vivimos en un país donde la cultura es un lujazo y demostrarla es de snobs.




[* Efecto buscado por el autor por otra parte; según Alianza, la editorial de JD Salinger en España: "Por expreso deseo del autor, no está permitido que la editorial aporte en su material promocional ningún tipo de texto adicional, información biográfica, cita o reseña relacionados con esta obra."] 

Franny y Zooey
J.D. Salinger
Alianza Editorial
ISBN: 9788420674285; 2011; España, 208 pags.












[Foto ©  Olivier Theyskens via Witches and Slippers and Hoods

10 comentarios:

  1. Me encanta leer a mis cuarenta y tantos esas lecturas obligatorias para adolescentes que me salté. A ver si éste cae pronto.
    Y la nota erudita: lo de Romeo y Julieta, ¿no era de Karina?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más razón que un santo! lapsus mental..

      Eliminar
  2. Buenísima tu entrada sobre una novela excepcional, menos conocida que El guardián... pero de gran complejidad y fondo, adoro a Salinger, así que es un autor con el que no puedo ser tibia, sus historias me fascinan, sus personajes siempre tienen algo que contar, y sus novelas aunque las leas una y otra vez siempre dicen algo nuevo. Bsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La familia Glass me ha dejado encandilada a mi también, y es el primer Salinger que leo así que iremos probando, seguro. Muchas gracias, me alegra que te haya gustado!

      Eliminar
  3. Pues seremos unas snobs y a mucha honra...
    De Salinger soy admiradora a medias: no soporto a Holden, pero la familia Glass me fascina, será porque siempre quise pertenecer a una familia en donde se habla de literatura a todas horas y todos son un poco snobs.
    Por cierto, yo también creo que lo de Romeo y Julieta era de Karina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XD No tengo ni idea de Holden, lo admito, este es mi primer Salinger, así que creo que soy afortunada de entrar de lleno en los Glass.

      jajaja, es Karina! tenéis razón, no sé que me pasó por la cabeza...

      Eliminar
  4. Gran post! hace poco descubri tu blog y todo lo que escribes es genial! sigue asi!!! x

    ResponderEliminar
  5. Necesitaría mucho tiempo para describir lo importantes que fueron Franny y Zooey para mi.
    No esperes mucho para conocer a Holden, es un chico muy especial.

    X
    Inés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XD supongo que para mi es más cerebral mi encuentro con los Glass, es una lectura perfecta de adolescencia, que suerte que los conocieras tan pronto!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...