02 noviembre 2012

The Collector de John Fowles

Imaginaos un frasco en el que dentro revolotea una hermosa mariposa que choca constantemente contra el cristal. Imaginaos una historia victoriana de amor pasada de vueltas. Imaginaos un thriller moderno y agobiante de las que hoy abundan en el cine. E imaginaos ser mujer en cualquiera de estos contextos.

Cuando nacemos, la mayoría de nosotros (no todos, nunca caigamos en esa tentación normalizadora) ni siquiera nos planteamos que significa nacer hombre o nacer mujer. Será genética, será el ambiente, me da igual, solo los años nos separan, cubriéndonos de una patina de circunstancias y expectaciones. Así que en ocasiones aquello de "ser mujer" da una sensación de ser un constructo externo.

A pesar de todo ese discurso políticamente adecuado, aún recuerdo lo que sentí en aquel momento, debía tener unos ventytantos años, en el que uno de mis hermanos, me cogió y me movió según su antojo y cómo no pude hacer nada para resistirme porque él ya era físicamente más fuerte que yo. Eso si que fue una epifanía extraña.

Y allí reside el nudo de The Collector. En el poder. El poder expresado a través de un conflicto de clase y de género. La esencia de la sociedad moderna.

The Collector es la historia de Frederick Clegg, (Ferdinand según él y Caliban para ella). La masa bien pensante, el mainstream de lo mediocre, la superficie de la esencia. Y es también la de Miranda Grey, los "pocos", la élite contracorriente, la inquietud, la sinceridad angustiosa. ¿Quién se come a quién? Quizás esperaba un final de película, pero, cómo puede uno cuándo ya desde el principio tienes las claves del libro: "El coleccionista" (de mariposas). Ni vivas, ni sueltas; encerradas en sus cajones y disecadas con sus agujas y sus esqueletos de metal.

Oh, Miranda, Miranda, Miranda, frente a la libertad que buscas cualquier Ferdinand será tu Calibán. Estaba algo dispuesta a que no me gustaras, pues la voz de Clegg es casi opiacea, adormecedora, pero a la que tomas la palabra, oh Miranda, tu vitalidad rebosa y desborda las palabras que te contienen. Es entonces cuando lo que Clegg no puede entender y nos traduce en berrinches de niña mimada que no se conforma, se convierten en inconformismo profundo a las barreras y los límites aleatorios.

Sin Miranda, sin esa voz que arrasa el relato, el verdadero impacto de este libro sería terriblemente insípido, es gracias a ella que recuperamos la capacidad de *sentir* lo que quiere decirnos, que recuperamos la capacidad del horror.

Los ingleses usan, en ocasiones, la palabra 'tight' para describir la solidez de un libro y no puedo más que usarla yo también, The Collector es un libro al que ni le falta ni le sobra nada, atado y ligado con mano maestra. Capaz de dibujar en mi mente los mundos dispares de Clegg y de Miranda, así como crear esa imagen de la mariposa encerrada, no sólo mediante el texto si no también a través de la construcción del texto. Cómo cuando se te quema en la retina la luz del sol y cuando cierras los párpados sigues viéndola.

Si esta es una primera obra, Mr Fowles me tiene usted enganchada para siempre.




· LEED (y no es broma): El Coleccionista por Blumm de La Manía de Leer, que la lectura se la debo a él. Muchas gracias.
· Y que no se me olvidé: la maravillosa editorial Sexto Piso ha publicado el libro en castellano este 2012 mismo. 

[Imagen via BloodMilk Tumblr]

10 comentarios:


  1. ¡Este texto es casi tan bueno como el maldito libro! Hablando en serio, tu comentario trasciende lo que normalmente entendemos por reseña y me han dado ganas de releer este clásico, e incluso de volver a ese peliculón que hizo Wyler adaptándolo. Asi que ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda! muchiiisimas gracias! Me queda aún ver la película... pero no estoy segura de que lo haga pronto, tengo mogollón de imágenes mentales del libro.

      Eliminar
  2. ¡Gracias por la mención, Nit! El lunes parte el libro destino 08013.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por la recomendación! (y el libro!)

      Eliminar
  3. Otro libro a la cola, lo cierto es que vi la película hace muchos años pero no he leído el libro. Y eso que cada vez que paso por la librería, me "llama" desde el escaparate. Estoy en una etapa en que leo todo lo que debería haber leído así que seguro que lo haré pronto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cuando llame responde XP es un libro genial, difícil pero todo un viaje.

      Eliminar
  4. coincido con wolfville, no he leído el libro pero estoy convencida que no será mejor que tu comentario..
    la imagen la encuentro sublime!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! La imagen es fantástica, no? creo que es de Nicola Samori pero como en tumblr lo del crédito es algo relativo pues no lo he podido confirmar...

      Eliminar
  5. Me ha encantado el comentario que haces del libro, desde luego, picas la curiosidad para acercarnos a él, un autor que aún no conozco pero que apunto. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carol, es un libro que se merece que más gente lo conozca, así que espero que si que pique la curiosidad. BSS

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...